Hoy nos tomamos la licencia de empezar el resumen por el final, esperpéntico y lamentable a partes iguales.

Cuando el gol del empate del rival llega en el tiempo de descuento, fastidia. Pero si además el gol lo marca un jugador que sale de estar en fuera de juego, con lo que el tanto es manifiestamente ilegal, el fastidio se transforma en indignación. Independientemente de merecimientos, en la práctica totalidad de los partidos hasta ahora jugados ha habido decisiones arbitrales claramente parciales en nuestra contra, y eso ya empieza a parecer poco casual.

Pero pasemos a comentar el partido. Tras los últimos malos resultados, el equipo saltó al césped con la intención de dar un golpe encima de la mesa ante un rival de la zona alta de la tabla. Incluso los aficionados, conocedores de que los chavales necesitan su apoyo, animaban más que en anteriores ocasiones. Salimos en esta ocasión con una alineación formada por: Santi Marcilla, Mathe, Pontón, Jorge, Michu, Marcos González, Norniella, Jabuto, Cris, Chema y Raúl. Desde el principio se vio que nuestros jugadores salieron a comerse al rival, se creaban ocasiones y parecía que pronto llegaría el gol. Así fue, en un saque de esquina botado por Norniella, Jabuto peina el balón y Chema remata entre los tres palos, batiendo al portero rival. Fue un gol, celebrado con mucha rabia tanto por los jugadores en el campo como por los aficionados en la grada. Con el mismo juego se llegó al final del primer tiempo, y nos quedó la sensación de que se podía haber metido algún gol más.

La segunda parte tenía el mismo cariz, control y ocasiones por parte de los nuestros, pero sin que llegara la sentencia al partido. El Asturias comenzó entonces a crecer por momentos, pero el partido se nos puso un poco de cara cuando uno de sus jugadores fue expulsado por doble amarilla. Pese a ello, no conseguimos aumentar la renta y en la jugada relatada al comienzo, nos empatan el partido.

A pesar de nuestro enfado, hay que ver lo positivo: los chavales lo dieron todo, pelearon como leones y se crearon ocasiones. Jugando como el domingo, pocos partidos se nos escaparán, a no ser que factores ajenos hagan que se nos escapen… Y hasta ahí podemos leer.

Como cada martes, aquí tenéis un reportaje fotográfico del partido.

 

¡Fuerza, Lugones!

 

Share This