VICTORIA DE RAZA BAJO LA LLUVIA

El pasado domingo fue uno de esos días en los que a los futbolistas no les apetece jugar: el frío y la lluvia entumecen los músculos y pierdes sensibilidad en todo el cuerpo.
Por eso la victoria, primera de la temporada en casa, es más épica que nunca, no solo porque teníamos a un gran equipo enfrente, como era la SD Lenense Proinastur, sino porque los jabatos que saltaron al campo, más los reservas, le pusieron más raza, esfuerzo, lucha y sacrificio que nunca, consiguiendo así esta gran victoria.

Saltábamos al encharcado campo de Santa Bárbara con un once formado por Alex, Mathe, Javi Pontón, Jorge, Michu, Jabuto, Ardura, Norniella, Marcos González, Cris y Raúl. El partido se jugaba de poder a poder, una lucha constante contra el viento y la lluvia, sin oportunidades claras hasta que llegaba una jugada clave: el árbitro decretaba penalti de Mathe. Nos nos pareció penalti sino falta del delantero a nuestro defensa y, al caer, el balón impacta en la mano de nuestro jugador. El caso es que el colegiado decretó la pena máxima y nos encomendamos a nuestro portero Alex, pero la mala suerte se cebó con él: no solo nos hacían gol si no que en el esfuerzo por pararlo (a punto estuvo) se lesionó en la muñeca. ¡Mucho ánimo, crack! Ya verás cómo en breve estás de vuelta. Tras el penalti se hizo el primer cambio con la entrada de Santi Marcilla por el lesionado Alex. A partir de entonces, algún tímido acercamiento a la portería rival, pero sin mucho peligro.

En el descanso, nuestros jugadores entraron en calor con un buen colacao, y gracias al efecto de sus grumos salieron al campo con muchas ganas para intentar dar la vuelta al partido.

Con el comienzo de la segunda parte empezábamos a llegar algo más, a poner en apuros al meta rival y en una de estas ocasiones, Raúl recibe un pase entre líneas y fusila al portero rival. Con el encuentro ya empatado nuestro míster ve claro que hay que ir a por el partido y mete a Jonás y a Luis Vega. A partir de los cambios apretamos en el uno contra uno,  le echamos raza, corazón y, sobre todo, cabeza. Fruto de ello, Cris entra por la banda y se la da a Raúl para que la ponga atrás y Marcos Norniella, el jugador al que esta semana le daban el premio al mejor jugador del club el año pasado,  remachaba a la red y remontaba el partido. La grada saltaba y gritaba de felicidad, era un gol que podía significar una victoria muy importante. El míster metía a Carlos Mario para apuntalar la defensa y poco después el árbitro decretó el final del partido con victoria para los nuestros. Por fin nos entran las ocasiones, ahora hay que mantener esta racha.

Estábamos pocos en Santa Bárbara, ya que el tiempo, la verdad, no ayudaba, pero llevamos en volandas a los nuestros y seguimos sumando. El domingo jugamos de nuevo en casa ante el Andés CF a las 12.00, allí os esperamos.

 

Aquí os dejamos las mejores fotos del partido 🙂

¡Fuerza, Lugones!

Share This