Cada año, cuando llega el mes de junio, nuestro club tiene una cita marcada en el calendario: el viaje a Ciudad Rodrigo para participar en el torneo II Memorial Antonio Martiño Toñete. En esta ocasión, le pedimos a nuestro fotógrafo que nos hiciera un resumen del viaje, así que os dejamos en su compañía:

“Salimos de Lugones el viernes al mediodía rumbo al albergue que teníamos reservado en Ciudad Rodrigo. Tras una pequeña parada en Palazuelos, llegamos hacia las 8 de la tarde al albergue, donde nos alojaríamos los chavales y los monitores. El resto de la expedición tenían hoteles reservados por el gran Corvo, el gran artífice de este viaje.

La noche fue corta para los chavales, pues se fueron pronto a la cama para estar descansados para el torneo. Los padres aprovecharon la estupenda noche que hacía para ir a cenar y a disfrutar un poco de Ciudad Rodrigo.

El sábado nos levantamos todos temprano, ya que a las 10 de la mañana empezaba el torneo y teníamos que estar todos preparados. Llevamos tres equipos, dos alevines (uno formado por una mezcla del A y el B y el otro formado por mezcla del B y el C) y un benjamín. Ya en el aspecto deportivo, nuestro Benjamín consiguió un meritorio tercer puesto tras cuajar un gran torneo, enfrentándose a rivales de nivel superior sin que se notara la diferencia en absoluto. Aunque no consiguieron llegar a la final, sí ganaron la final de consolación.

El Alevín formado por nuestros equipos B y C también quedó en tercer lugar, si bien debo destacar que quien les eliminó en semifinales fue el Alevín formado por el A y el B, así que no fue una eliminación muy traumática :-). Luego ganaron la final de consolación, así que nuestra felicitación por el gran torneo que jugaron.

Y llegamos a lo mejor del torneo, la victoria de nuesto Alevín A y B en la final frente al equipo portugués del Vilar Formoso, que les coronó como Campeones del torneo… ¡Qué grandes sois, guajes! Aunque el equipo portugués era el favorito para llevarse el título, los nuestros pelearon como leones durante todo el partido. Nos adelantamos con un gol de “Torín”, pero posteriormente nos empataron y, a pesar de las ocasiones que tuvieron ambos equipos, parecía que se llegaría al final con el empate. Pero en los minutos finales nos sonrió la suerte, en forma de desgracia para el Vilar Formoso: su portero tuvo que retirarse al sufrir un golpe de calor (no fue nada grave, como luego supimos), sustituyéndole en la portería un jugador de campo. En esas circunstancias, nuestro entrenador ordenó tirar a puerta y Ventura, tras pase de Antón, acertó con su disparo entre los tres palos, con la buena suerte de que su portero no pudo atrapar bien el balón y se coló dentro de la portería. ¡¡Goooll!!

Como podéis imaginar, hubo mucha alegría, celebración conjunta de chavales, entrenador y padres, entrega de premios y al final la foto oficial con todos los asistentes. Al día siguiente poníamos rumbo a Asturias, con parada en la preciosa ciudad de Toro y posterior comida en la bodega La Divina Proporción. Allí degustamos un delicioso arroz a la zamorana y unas carrilleras, entre otras viandas.

Llegamos a Lugones hacia las 8,30 de la noche, y allí nos esperaba una sorpresa especial: los padres que estaban esperando por sus hijos más los entrenadores y los padres que se habían desplazado a Ciudad Rodrigo, les hicieron pasillo a los verdaderos cracks de este fin de semana.

No quiero cerrar esta crónica sin mostrar el agradecimiento del club a nuestro enorme Corvo, ya que sin él y sus muchos días de planificación no sería posible, a los monitores Pereila, Toro, Toni, Nabil, Ruso y Marcos, siempre pendientes de los chavales desde que se subieron al autobús hasta que se bajaron de vuelta en Lugones, y a los conductores, que nos llevaron y trajeron de vuelta sin ninguna incidencia.

Por último yo, como fotógrafo, espero que mi trabajo realizado durante todo el fin de semana os guste, tenéis una enorme galería de fotos a vuestra disposición aquí. No me enrrollo más, solo quiero recordaros una frase que ya forma parte de este viaje:

Lo que pasa en Ciudad Rodrigo, se queda en Ciudad Rodrigo.

Share This